haga clic para activar el zoom
Cargando mapa
No hemos encontrado ningún resultado
Vista Carretera Satélite Híbrido Terreno Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente


Sus resultados de búsqueda

Casas inteligentes que enloquecen: la serie ‘Mr Robot’ muestra los peligros del hogar del futuro

Publicado por Pedro Medina en 10 de octubre de 2016
| 0

1

El inicio de la segunda temporada de la premiada serie de hackers ‘Mr Robot’ ha llevado a la pantalla uno de los miedos más comunes asociados al desarrollo de la tecnología: que se vuelva en contra de sus propios dueños. En el retorno de la ficción de USA Network, acostumbrada a recordar los peligros de la Red, una casa inteligente deja de responder a las órdenes de su propietaria y la atormenta hasta que tiene que abandonar el domicilio, incapaz de recuperar el control sobre la vivienda.

¡ALERTA SPOILER! SI NO QUIERES SABER LO QUE SUCEDE, NO SIGAS LEYENDO

En una narración propia de una pequeña película de terror, destinada a asustar a los más tecnófobos, Susan Jacobs, la abogada de una corporación multinacional ficticia que aparece en la serie, vuelve a su apartamento futurista preparada para nadar un rato en la piscina interior. Sin embargo, las cosas empiezan a no funcionar de la forma que deberían en la vivienda.

En un primer momento, la alarma salta, el proyector se enciende solo y la pantalla desciende desde el techo. A pesar del pequeño caos, la abogada consigue apagarlos con una ‘tablet’, desde la que se pueden manejar las condiciones y los dispositivos de las distintas habitaciones de la casa.

2

A continuación, la protagonista de este ‘hackeo’ –aún no revelado– se va a nadar, pero el parpadeo de las luces y el sonido de ‘Las Bodas de Fígaro’, que la casa reproduce por sí sola, interrumpen el baño. Después, y con las cosas aparentemente tranquilas, acaba en la ducha. Allí, y sin mucha sorpresa a estas alturas de la narración, el agua comienza a salir extremadamente caliente.

Cuando Jacobs termina con la poco placentera ducha, cuya imagen recuerda a la mítica escena de ‘Psicosis’, el termostato ha bajado hasta los 53 grados Fahrenheit  –11ºC– y, a pesar de que intenta modificarlo en varias ocasiones, la casa continúa sin obedecer. Finalmente, en un estallido que hace las veces de colofón final, todo se activa a la vez: el proyector se enciende, la pantalla baja, la alarma se dispara y el teléfono suena, aunque no hay nadie al otro lado.

Tras contactar con la compañía encargada del sistema que, para su incredulidad, le aconseja desenchufarlo  –“¿Desenchufar el qué? Todo va por dentro de las paredes”–, la propietaria abandona la casa a la que luego acuden los ‘hackers’ responsables del desbarajuste.

3

En este caso, el ciberataque y la pérdida de control sobre la vivienda son únicamente un recurso argumental, pero la idea no es del todo descabellada. Aunque la tecnología de esta casa inteligente es bastante avanzada y todavía no ha llegado a los hogares, ya hay distintos estudios que advierten de lo necesario que es tener cuidado con el nivel de control que concedemos a la tecnología sobre nuestras residencias.

Distintos expertos han apuntado a los posibles fallos de seguridad que pueden presentarse en los edificios inteligentes y varios estudios han probado que llevar a cabo un ataque –puede que no tan impresionante como el de la serie– no es demasiado difícil.

Ya en 2013,  Kashmir Hill fue capaz de tomar el control de varias casas de la plataformaInsteon y de modificar luces, agua caliente y la bomba de agua. Y no solo eso, sino que tuvo acceso a información privada de varios de los usuarios, incluyendo direcciones IP y nombres de los miembros de la familia, incluidos algunos niños.

No fue la única que consiguió ‘hackear’ un sistema de este tipo. Investigadores de la Universidad de Michigan pudieron desbloquear puertas y conectar alarmas de incendiosen distintas casas de la plataforma SmartThings de Samsung.

Y, en 2014, otro grupo de científicos probó que los un ciberasaltante podría tomar el control de los dispositivos de las ‘smart homes’ de Belkin WeMo. De hecho, y para desgracia de los más aficionados a los dispositivos inteligentes, casi cualquier cosa que esté conectada a internet es susceptible de ser atacada, incluyendo coches, neveras y dispositivos médicos. Incluso muñecas Barbie.

4

A la luz de estos estudios, la fantasía de ‘Mr Robot’ no parece tan complicada de llevar a la práctica. Y puede que ese sea uno de los motivos por el que la generalización de las casas supuestamente inteligentes no parece estar cerca de hacerse realidad. A todos estos problemas de seguridad hay que sumar las reticencias de algunos usuarios, que consideran que una casa de esas características podría llegar a espiarlos.

Mientras aquellos que comparten vivienda se plantean si su residencia va a almacenar datos sobre ellos o si va a informar de manera abierta sobre cada paso que den en la casa o el apartamento, otros se cuestionan incluso si es seguro vivir en un sitio que es capaz de decir –y de registrar– si te encuentras o no en la vivienda.

Por el momento, debido a los problemas y dudas al respecto, ceder una parte importante del control de un hogar a la tecnología sigue sin parecer una idea demasiado inteligente para algunos. Desde la ficción, el mensaje que juega con los miedos de los espectadores también nos quiere recordar que hay que tener cuidado.

Fuente: Idealista

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.