haga clic para activar el zoom
Cargando mapa
No hemos encontrado ningún resultado
Vista Carretera Satélite Híbrido Terreno Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente


Sus resultados de búsqueda

CEOE: “El mercado inmobiliario necesita reactivar la producción e iniciar cada año 150.000 viviendas”

Publicado por Pedro Medina en 13 de octubre de 2016
| 0

CEOE: “El mercado inmobiliario necesita reactivar la producción e iniciar cada año 150.000 viviendas” — idealista/news

El sector inmobiliario sigue dando pasos en el camino de la normalización, pero todavía está lejos de entrar en un proceso de recuperación propiamente dicho.

Ésa es la principal conclusión a la que llega el informe que ha presentado la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y cuyo fin es resumir diferentes propuestas para mejorar la actividad de la construcción e impulsar el peso del sector en la economía española.

Y todas las premisas parten de una misma idea: España no puede posponer el inicio de la obra nueva. “La existencia de stock de vivienda no debe marcar el ritmo de producción del país, sino que éste debería determinarse en función de la creación de hogares que estiman el Banco de España y el INE hasta 2024”, asegura el estudio.

Los expertos que han participado en el estudio recuerdan que la realidad actual del mercado residencial es muy diferente a lo que reflejan las cifras de viviendas iniciadas.

“Si bien es cierto que es menor la cifra de generación de hogares y que la financiación es más restringida y para niveles de solvencia más exigentes, la demanda de vivienda, solvente y con financiación es muy superior al número de viviendas nuevas al año. Por ello, es fundamental reactivar el primer acceso a la vivienda”, recalca el informe

Para equiparar los ratios domésticos a los de la Unión Europea y volver a unos niveles razonables de actividad, la CEOE cree que se deberían iniciar cada año unas 150.000 viviendas nuevas. Esta reactivación también lograría crear alrededor de medio millón de puestos de trabajo a medio plazo, de acuerdo con el estudio.

El problema es que este objetivo de momento está muy lejos de los registros actuales. En 2014, por ejemplo, se concedieron 35.000 visados de obra nueva y en 2015 unos 50.000. Este año la cifra acumulada hasta julio roza las 40.000 licencias, aunque para el cierre de año no se esperan grandes mejoras.

Según los datos del Observatorio Sectorial de DBK publicados por la agencia EFE, 2016 acabará con unas 51.000 viviendas iniciadas y 2017 con alrededor de 59.000. Esto significa que para llegar al nivel deseable la actividad actual deberá triplicarse.

“Si bien es cierto que el inicio de 800.000 viviendas al año estuvo fundamentado y sostenido por la burbuja financiera e inmobiliaria existente, no es menos cierto que el dato de visados de obra nueva de estos dos últimos años no se corresponde con la realidad actual y solo refleja la inexistencia del sector”, sostiene el informe.

Pero para conseguirlo los expertos insisten en que será necesario que la empresa privada y el sector público se alíen y entiendan la situación actual de las familias (su poder adquisitivo y su capacidad de endeudamiento ha cambiado con la crisis) y piden que todos los agentes que intervienen en el sector inmobiliario pongan el foco en lograr “una reducción de los costes de producción de la vivienda, mejorando los procedimientos administrativos e incorporando la industrialización en el proceso constructivo para situar en el mercado viviendas con calidad y eficientes energéticamente, pero a precios a los que la demanda pueda acceder”, insiste el estudio.

En el mundo de la arquitectura, sin embargo, no encaja esta visión. Según José María de Churtichaga, socio fundador de Churtichaga+Quadra-Salcedo Arquitectos y decano asociado de IE Business School, opina que el futuro de su sector pasa más por la rehabilitación y la reforma que por la obra nueva. Su teoría también la comparte gran parte del mercado de la construcción, que insiste que los pilares fundamentales del futuro serán la rehabilitación y las infraestructuras. Ahora bien, hasta que se asienten estos segmentos, la única alternativa a corto plazo es seguir construyendo.

El reto: acercar la vivienda a los jóvenes

Los expertos que han volcado sus opiniones en el estudio de la CEOE no solo ponen el foco en aquellos demandantes de vivienda que buscan tener un hogar en propiedad, sino que también hablan de la importancia de crear un parque de viviendas en alquiler viables.

“El gran reto del sector es que 14 millones de jóvenes dejen de vivir con sus padres y puedan acceder a una vivienda”, explicaba recientemente a idealista/news Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la asociación de promotores tanto de Madrid (Asprima) como de España (APCE) y partícipe en el informe de la patronal.

En su opinión, y sin olvidar que la gran lacra de la juventud es el elevado nivel de desempleo, el sector de la construcción también debe pensar en aquellos jóvenes que están ocupados y que tienen salarios bajos, quienes sí podrían tener acceso a la vivienda si ésta tuviera un precio más asequible.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.