haga clic para activar el zoom
Cargando mapa
No hemos encontrado ningún resultado
Vista Carretera Satélite Híbrido Terreno Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente


Sus resultados de búsqueda

Las constructoras ahogan a sus proveedores: Ferrovial y Acciona tardan más de un año en pagar las facturas

Publicado por ezequiel en 15 de octubre de 2015
| 0

El último estudio de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) no ha dejado títere con cabeza en el sector de la construcción. El análisis que ha realizado junto con la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y el profesor Oriol Amat (exconsejero de la Comisión Nacional del Mercado de Valores) revela que los gigantes del sector que cotizan en el Ibex 35 se saltan a la torera los límites legales acerca del pago a proveedores establecidos en la Ley 15/2010.

Si la ley establece que las empresas deben pagar a sus clientes en un plazo máximo de 60 días, las constructoras tardaron el año pasado, de media, 310 días. Esto significa que tardan cinco veces más en saldar sus deudas con pymes y autónomos que lo que permite la normativa.

Ahora bien, no todas las compañías del sector pagan igual de tarde. OHL, la constructora presidida por Juan Miguel Villar Mir, tarda 184 días, mientras que ACS, la empresa liderada por Florentino Pérez, paga a los 188 días y FCC, la firma controlada por el magnate mexicano Carlos Slim, 195. En los tres casos, el plazo medio de pago más que triplica el plazo legal.

Pero aún hay cifras más drásticas: Sacyr, la constructora capitaneada por Manuel Manrique Cecilia, prácticamente tarda un año en abonar las facturas a sus proveedores (su plazo de pago es de 337 días), mientras que Acciona, la firma de José Manuel Entrecanales, tarda unos 14 meses (425 jornadas) y Ferrovial, la constructora que dirige Rafael del Pino, cerca de un año y medio (536 días).

Y lo peor es que los plazos se han incrementado en el último año. Ferrovial tardó en 2013 un 9% menos de tiempo (492 días, frente a los 536 actuales), mientras que ACS se ha retrasado una semana más (por tanto, ha pagado un 3% más tarde); FCC, 17 días (un 10% más de tiempo) y OHL, 18 días (un 11%). En cambio, tanto Sacyr como Acciona han logrado reducir ligeramente el tiempo medio de pago a sus proveedores.

“Es inconcebible que con este ‘modus operandi’ estas grandes compañías mantengan su sello de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)”, denuncia el informe.

Todas estas cifras han llevado a la PMcM a movilizarse y a exigir a la clase política que se tomen medidas para reducir todo lo posible los plazos.

“Vamos a trasladar la lista con los respectivos cálculos al Gobierno, y si éste no acomete medidas reales inminentes que frenen estos plazos abusivos lo remitiremos a la Unión Europea para su conocimiento. Asimismo, hemos informado también a los grupos parlamentarios, a quienes les hemos reivindicado que incluyan en sus programas electorales el régimen sancionador, entre otras medidas de lucha contra esta lacra”, asegura en un comunicado Antoni Cañete, presidente del organismo.

¿Cuánto tardan en cobrar?

El informe de la plataforma y la Universidad también estable cuántos días tardan estas constructoras en cobrar el trabajo realizado… Y, curiosamente, encontramos unos plazos mucho más reducidos que los de antes.

Ferrovial, por ejemplo, solo tarda 34 días en cobrar las facturas (por tanto, está dentro del plazo legal), mientras que a FCC le pagan habitualmente a los 65 días y a OHL y Acciona, a los 68 días (es decir, cobran una semana más tarde de lo que dicta la normativa). ACS, por su parte, recibe el ingreso a los 87 días, mientras que Sacyr cobra a los 125 días (el doble de lo que establece la ley).

Estos plazos de pago por parte de sus clientes, insiste el estudio, “distan de los que tardan estas compañías en pagar a sus proveedores, lo que pone de manifiesto una vez más que la cadena de cobro se rompe sin fluir el dinero hasta el último eslabón, esto es, los subcontratistas, en su mayoría autónomos y pymes. Del análisis del cruce de los datos de pago con los de cobro se obtiene el periodo medio de financiación comercial neta de las constructoras, que evidencia una trágica realidad: las pymes financian a sus clientes frente a las grandes compañías que se financian a costa de sus proveedores”, concluye Cañete.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.